Los hoteles-tubo

La arquitectura y la posibilidad de reciclar materiales para la construcción impulsan variantes originales, insólitas, futuristas y ecológicas. Los hoteles-tubo, construidos a base de tubos de concreto, son una muestra de reciclado y aprovechamiento de materiales en una idea creativa y sustentable.

La idea surge luego de construir Café Cinco donde el estudio se vio en la necesidad de adecuar un baño muy económico para los usuarios. En su búsqueda de soluciones, encontraron el trabajo del arquitecto Andreas Strauss que en el 2006 recicló tubos de concreto para adecuar habitaciones en un hotel. Consiguieron reciclar un tubo de 2.44 m de diámetro por 3.50 m de largo y al hacer el baño nuestro cliente decidió hacer un Hotel con las mismas características que Dasparkhotel.

Sobre un terreno que se encuentra en la periferia de Tepoztlán, con excelentes vistas panorámicas de la Sierra del Tepozteco y en un entorno arbolado de características fuera de lo común, se ha generando un ambiente natural y extraordinario para este propósito.

El objetivo era tener la posibilidad de construir rápido y a un costo muy accesible un hotel que diera servicio al turismo de Tepoztlán, además de que fuera un concepto totalmente nuevo para la región. Con una proyección de 20 habitaciones, se inició la construcción de los primeros módulos. A diferencia del hotel de Andreas Strauss, se colocaron las habitaciones (tubos) en módulos de tres, para aprovechar al máximo el terreno.

El orden de los tubos es aleatorio con respecto a la topografía del terreno. La construcción se llevo a cabo en un periodo de 3 meses.

Fuente: SIC